George V Four Seasons, un hotel histórico en París

Príncipes y presidentes del mundo, son sólo algunos de los huéspedes que han quedado encantados con el diseño y sus servicios. A  sólo unos pasos de la emblemática avenida Champs Elysées de París y con todos sus encantos, se ubica una de las construcciones más célebres del mundo moderno, el Four Seasons Hotel—George V.

Aquellos reyes y reinas, presidentes, primeros ministros, gobernadores, figuras célebres del espectáculo mundial y del superset internacional que han caminado por el espectacular lobby del George V, se impactan con el calor intuitivo del resort (“como de un hogar”).

También han visitado sus galerías y salones de postín, además de admirar sus muebles clásicos y óleos clasificados, impresionándose porque el diseño de los mejores arreglos florales del orbe pululan por doquier (nueve mil por semana), gracias a la creatividad de Jeff Littman, una especie de Phillipe Stark, pero en el sentido de la decoración que tiene que ver con la naturaleza.

Actualmente el George V es un increíble resort que come aparte. Para el viajero sumamente exigente, el hotel es una leyenda y, por lo tanto, como indica Mónica Eisen, madrileña ubicada aquí como mandamás en el renglón ventas, desde hace varios años todo se renovó. Me refiero a todos los objetos de arte, los candelabros de Murano y todos los tapices Louis XV, equilibrados con una nueva atmósfera fresca y llena de luz.

Todos sus nuevos espacios y habitaciones y suites son tan eficientes como bellísimos, repletos de detalles de comodidad del siglo XXI, donde uno le pone diez de calificación al confort y a todo lo que lo circunda. Y claro: el servicio personal del George V (hablo desde el presidente, el director y todo el excelente staff que trabajan como si fueran un equipo como el Real Madrid o Barcelona) ha hecho de este único y singular resort que se haya convertido en lo que los diaristas llaman legendario con su estilo muy particular.

Spa Eight Arrondissement

El hotel cuenta con 245 espacios diferentes para alojarse, además de que deben tratar, si se ponen de acuerdo con Carolina Mennetrier, PR del George V, de observar y disfrutar aunque sea una sola de las 59 suites que fueron totalmente renovadas.

Para Bruce Smith, Charlize Theron, Marc Wahlberg, Leonardo diCaprio, Camerón Diaz, Jessica Alba y muchos más, no existen –hoy en día-  habitaciones como las que se diseñaron para este hotel, y ni qué decir del fantástico y chic spa Eight Arrondissement.

Todo lo que ustedes pueden imaginarse se pueden encontrar en su habitación o suite: desde el Internet más rápido de la tecnología moderna y baños que ni siquiera se ven –a veces- en los filmes más costosos de Hollywood.

Otro punto más: desde las nuevas terrazas que ubicaron en la mayor parte de las suites, uno tiene una vista panorámica y completa de la Ciudad Luz. Por ende, cuentan con sólo cinco Suites Royal y una Presidencial que han visitado los más millonarios árabes y de todo el planeta.

Fuera de este mundo

Triunfo es el título de uno de los extraordinarios tapices holandeses del siglo XVIII que uno encuentra antes de incursionar en el feudo culinario Le Cinq. Triunfo podría muy bien equiparse a la experiencia de comer en el Four Seasons—George V.

Para los que aman la cocina francesa y los platillos más finos de Francia, LeCinq cuenta en su haber con tres Estrellas Michelin. Por cierto, su director es Eric Bomar, que ya ha sido premiado como el mejor sommelier mundial. Les recomendamos La Galerie para desayunar y gozar de los mejores desayunos posibles, mientras ve uno a las estrellas de la política y del show-business desfilar por allí. Para los que aman las tardes placenteras y tomar el té, también pueden ubicarse en La Galerie o bien acudir a Le Bar, donde el clásico lunch está a la orden del día.

Prestigio y sofisticación

El hotel cuenta con ocho salones donde se llevan a cabo los mejores eventos europeos, que pueden incluir desde bodas, “meetings”, desfiles de moda de altísimo nivel, pequeños shows o conciertos.

Para los que escogen el salón Inglés (Salon Anglais), quedan embelesados con los retratos de famosos autores y sus primeras obras. Otros personajes prefieren una cena íntima en el Salón Louis XIII, en el que está ubicado un escudo de armas y una chimenea de tamaño monumental. Y los que aman los excelentes vinos, acuden a The Racks, cuya bodega está situada 15 metros debajo del hotel, ya que allí aparecieron las primeras piedras de la ciudad en el año mil 300. La cava cuenta con 50 mil botellas seleccionadas de las mejores regiones del mundo y es la segunda más grande de París después del feudo Tour d’Argent.

Dinamismo, alegría e innovación

El staff del hotel es joven y todos conforman un equipo muy sólido que proyecta dinamismo, alegría y que siempre está en ebullición. Los huéspedes aman también el lobbie art-déco que cuenta con 14 metros de altura y cuya mezcla de flores inunda el ambiente. Enrique, Eva Longoria se casó aquí y estuvieron presentes sus amigas Kelly Milongue y Oprah Winfrey”.  ¿Cómo va a olvidar uno la historia del hotel que se remonta a 1928? Luego, lo invadieron durante la ocupación de París y, finalmente, desde hace 12 años, Four Seasons se renovó

Previous Post

Conozca el Hotel Mandarin Oriental de Bangkok, una leyenda que se confirma

Next Post

El Castell D’Empordá, un hotel de ensueño en Gerona – España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.