El Castell D’Empordá, un hotel de ensueño en Gerona – España

Un hotel en el castillo que Dalí quiso comprar
El documento más antiguo en el que se cita el Castell D’Empordá data de marzo de 1301. ¿Qué más pruebas son necesarias para reconocer este pedazo de historia convertido en lujoso hotel-restaurante? Miembro de Rusticae, el Castell D’Empordá es un alojamiento singular fruto de la fantasía de un lugar mágico que se alzó como edificio noble de la familiar Margarit (al servicio de Cristóbal Colón) y que en 1973 quiso Dalí comprar para regalar a su esposa Gala. Sin embargo, el artista quiso comprarlo con su obra y el propietario, Pedro Arpa, sólo aceptó cobrar efectivo. Las desavenencias le llevaron a adquirir finalmente el Castillo de Púbol.

Son estos relatos y sus muros de piedra los que protegen la leyenda y la agrandan de la mano de Albert y Margo, que adquirieron el castillo en 1999 en estado de abandono para hacer su sueño realidad. Sus habitaciones con vistas a los prados y campos del Ampurdán están decoradas con materiales de todo el mundo, creando una atmósfera tranquila y dando a los centenarios muros de piedra la calidez propia de un alojamiento con carácter. Especial mención tienen las Suites Jardín, decoradas por Cristina Gabas. Todas las estancias están bien comunicadas con la piscina, el restaurante o el bar.

Otro de los secretos que Castell D’Empordá esconde es el mayor modelo a escala de la batalla de Waterloo, creado por Albert después de casi 20 años de trabajo. En total son 18 metros cuadrados de representación con 2.000 soldados de plomo y 500 caballos pintados a mano. En realidad se trata de un homenaje familiar, ya que su tatarabuelo formaba parte de la armada de Napoleón.

Previous Post

George V Four Seasons, un hotel histórico en París

Next Post

Si quiere vacacionar diferente, vaya al hotel Amankora, el secreto mejor guardado del Tibet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.